martes, 14 de mayo de 2019

Poeta y profesora Irma Pineda es elegida miembro del Foro Permanente




Por Juan Mario Pérez Martínez/Servindi 

PUIC-UNAM, 10 de mayo, 2019.- Con 46 votos a favor de los 54 Estados Miembros del Foro Económico y Social de la Organización de las Naciones Unidas (ECOSOC-ONU), la escritora indígena diidxazá (zapoteco) Irma Pineda, fue electa como miembro del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la Organización de las Naciones Unidas. 

En entrevista telefónica, la maestra Irma Pineda Santiago, originaria de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, mencionó que es un reto que asumirá con responsabilidad, ya que guarda especial interés y preocupación por temas como el derecho de las mujeres indígenas, los derechos colectivos, la educación de la infancia indígena y el despojo de tierras y territorios, entre otros. 

“Aunque he trabajado en el tema de la lengua, llegar a una instancia internacional abre las posibilidades de incrementar mi labor en diferentes ámbitos" mencionó. 

"Desde luego, impulsaremos la propuesta de manera conjunta con la misión de México, de crear el Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas, lo cual nos brindaría un marco de diez años para generar acciones para el fomento, protección y fortalecimiento de los idiomas indígenas” agregó. 



La suya es una candidatura presentada por el gobierno de México, a través de su ministerio de Relaciones Exteriores (SRE) y del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), misma que la llevó a entrevistarse en el mes de marzo pasado con 50 de los 54 representantes de los países miembros del ECOSOC. 

A ellos presentó un proyecto de agenda de trabajo en donde destaca: el fortalecimiento, desarrollo y promoción de las lenguas indígenas; trabajar en favor del derecho de los pueblos indígenas a mantener, controlar, proteger y desarrollar su patrimonio cultural; y fomentar la mayor participación cultural, política y económica de las mujeres indígenas. 

Asimismo, trabajar por el reconocimiento pleno de los derechos colectivos de los pueblos indígenas; impulsar la transversalización de la perspectiva de derechos de los pueblos indígenas en el sistema de la ONU y en sus Estados Miembros. 

También, impulsar que el cumplimiento de las recomendaciones del Foro Permanente dirigidas a los Estados Miembros, abone al logro de los fines de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, así como a los compromisos adoptados en el Documento Final de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas. 

Otra de sus prioridades es la inclusión de las prioridades de los pueblos indígenas en relación con la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, entre otros temas. 
Poetisa y promotora cultural 

La poetisa y promotora cultural, estudió la licenciatura en comunicación en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y la maestría en educación y diversidad cultural en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) de México. 

Ha demostrado su firme compromiso con la defensa y promoción de los derechos humanos de los pueblos indígenas desde hace más de veinte años, particularmente en las áreas de educación, cultura y lenguas indígenas. 

En el ámbito académico, es docente en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) de México y se ha desempeñado como profesora en el Proyecto Docente “México Nación Multicultural” del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad de la Universidad Nacional Autónoma de México (PUIC-UNAM). 
El Foro Permanente 

El Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas es un órgano asesor del Consejo Económico y Social, establecido el 28 de julio de 2000 por la Resolución 2000/22, con el mandato de examinar las cuestiones indígenas en el contexto de las atribuciones del ECOSOC relativas al desarrollo económico y social, la cultura, el medio ambiente, la educación, la salud y los derechos humanos. 

Para ésto, el Foro Permanente presta asesoramiento especializado y formula recomendaciones sobre las cuestiones indígenas al Consejo, así como a los programas, fondos y organismos de las Naciones Unidas. 

Son 16 los expertos independientes que integran el Foro Permanente, ocho de los cuales son nominados por los Estados Miembros del ECOSOC, y los ocho restantes, nominados por organizaciones indígenas. En el proceso de elección, Irma Pineda Santiago participó junto a Lourdes Tiban de Ecuador (30 votos) y Tarcila Rivera Zea de Perú (29 votos). 

El Foro Permanente es uno de los tres mecanismos de las Naciones Unidas dedicado a las cuestiones específicas de los pueblos indígenas. Los otros mandatos son: El Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el Relator Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. 

Esta es una posición que México ha ocupado con antelación a través de Marcos Matías Alonso, Saúl Vicente y Jesús Guadalupe Fuente; sin embargo, es la primera vez que el Estado mexicano postula a una mujer, situación que ha generado un importante consenso al interior de diversas organizaciones indígenas y sociales. 

Listado de expertos independientes nominados por los Estados al Foro Permanente: 

Estados del África: 
Vital Bambanze (Burundi) 
Bornface Museke Mate (Namibia) 

Estados del Asia-Pacífico: 
Zhang Xiaoan (China) 

Estados de Europa del Este: 
Grigory E. Lukiyantsev (Federación Rusa) 

Estados de Europa Occidental y otros Estados: 
Tove Søvndahl Gant (Dinamarca) 

Estados de América Latina y el Caribe: 
Lourdes Licenia Tibán Guala (Ecuador) 
Irma Pineda Santiago (México)

‘No puede haber 4T sin recuperar las lenguas mexicanas agonizantes’: Natalio Hernández



El escritor participó en el encuentro ‘Escribir el futuro en lenguas originarias’, celebrado en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.





Por Héctor González/Aristegui Noticias

Desde hace más de treinta años, Natalio Hernández (1947) trabaja en la defensa de las lenguas originarias. Durante su participación en el encuentro Escribir el futuro en lenguas originarias, impulsado por el PEN Internacional, el investigador y autor de títulos como Canto nuevo de Anahuac, Así habló el ahuehuete y Formando un nuevo rostro, propuso que se incorpore la enseñanza de las lenguas originarias a la enseñanza escolar dependiendo de la región en turno.

En entrevista, el investigador y académico ganador de los premios Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Indígenas; Bartolomé de las Casas, otorgado por la Casa de América de España; y Toltecayotl de Letras Indígenas, sostiene que para conseguirlo se necesita antes que cualquier otra cosa, voluntad política.

¿Cómo incorporar a las lenguas originarias a la dinámica del siglo XXI?

Necesitamos abrir las escuelas del sistema educativo nacional desde el preescolar hasta la universidad para todos los mexicanos y según la región. En Yucatán, por ejemplo, el maya debe ser accesible para mayas y mestizos, junto con el inglés como tercer idioma. Después de cinco siglos el español es nuestra lengua común, el problema es que hemos hecho a un lado a las locales, aquellas que dan sustancia y fundamento a la nación. Es muy importante que los niños accedan desde la base a sus lenguas originarias y a una extranjera.

¿Por qué no se ha conseguido esto?

En los políticos y académicos priva el modelo de pensamiento occidental. Lo único que nos hace seguir siendo mexicanos es la tradición y ésta se manifiesta regionalmente a través de la comida, las fiestas y las relaciones sociales. Necesitamos gente con sensibilidad en las secretarías de Educación y Cultura para que este pensamiento se arraigue en todos nosotros. Solo así podremos recuperar nuestra memoria ancestral y construir una nación verdaderamente diversa cultural y lingüísticamente. Debemos pasar del discurso a acciones reales y cotidianas.

¿Ve disposición en las autoridades para esto?

Sí, particularmente en el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien tiene sensibilidad y audacia. No puede haber una cuarta transformación sin recuperar las lenguas mexicanas agonizantes. Llevamos cinco siglos con el modelo de pensamiento occidental y olvidamos que Mesoamérica tiene uno propio. No se trata de hacer a un lado el sistema occidental sino de enriquecerlo y nutrirlo del pensamiento maya, zapoteco o tarahumara.

¿Cómo empatar esto con el desarrollo tecnológico?

La tecnología es un medio o instrumento. El contenido depende de nosotros. Nuestros jóvenes están haciendo videos en maya o zapoteco. Las redes sociales pueden servir para fortalecer el sentimiento de mexicanidad sin dejar de proyectar a las etnias. Hemos subsumido lo nuestro en el mundo occidental. Ya es tiempo de que vuelva a florecer en el siglo XXI.

¿Pero no es muy amplia la brecha tecnológica en las comunidades originarias?

Ese es un mito y un falso argumento. Si hay voluntad para conseguir que el pensamiento y las tecnologías lleguen a las comunidades se puede conseguir. El movimiento zapatista de 1994 tocó el caracol de mar desde la montaña y su repercusión llegó hasta Europa. La tecnología es un medio, el contenido lo aportamos nosotros.

¿Qué debe pasar con los Acuerdos de San Andrés?

Hay que preguntárselo a los chiapanecos. San Cristóbal de las Casas es otro a partir de 1994. Hay jóvenes tzotziles, tojolabales o choles, con maestrías y doctorados. Entre 2001 y 2002 se fundó la primera universidad indígena en Sinaloa. Las comunidades están cambiando. Hace medio año estuve en Acteal y San Pedro Chenalhó, ambos tienen vías de comunicación modernas. Es preciso construir el discurso de la diversidad con dignidad y orgullo desde la raíz. China lo ha hecho, está trabajando sobre el pensamiento de Confucio. Nosotros creemos que ser modernos implica olvidarnos de lo que hay atrás, cuando la realidad es todo lo contrario: implica fortalecernos en lo antiguo para proyectar con fuerza el futuro de la nación.

¿Cuál es su opinión acerca de las críticas del EZLN a las políticas de López Obrador?

Su papel consiste en dar seguimiento e impulsar un monitoreo de las políticas públicas del presidente. Si todo son loas a su política se puede equivocar. Las voces disidentes ayudan a reorientar y enderezar el camino. Aún es temprano para juzgar, pero sí veo que López Obrador ha fortalecido áreas importantes. En la SEP ya se trabaja para que la educación multilingüe se extienda a todo el territorio nacional. Entiendo que hay voluntad por parte de las autoridades para empoderar a los pueblos indígenas en esta cuarta transformación.

Usted es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, al interior de la institución hay un debate sobre si se debe decretar al español como lengua oficial. 



Ya no hay necesidad de legislar al respecto. La castellanización trascendió a todos los mexicanos. Afortunadamente no logró eliminar a las lenguas indígenas, que era el sueño de Vasconcelos y Justo Sierra. En ese sentido, la Academia Mexicana de la Lengua, que en realidad parece una filial de la Academia Española en México, tiene por fin, una inercia hacia el multilingüismo. Me gustaría que en poco tiempo fuera la Academia Mexicanas de las Lenguas. Su nuevo director, Gonzalo Celorio tiene voluntad académica y política para que la institución cobije la política multilingüe que proponer la nueva administración.

lunes, 6 de mayo de 2019

La palabra nos da camino y nos vuelve personas: Natalia Toledo


Carlos Paul

Juan Mario Perez, Natalia Toledo y Vania Nuche presentan el libro: “Las Lenguas de América”. Foto Pablo Ramos


Ciudad de México. Una compilación multilingüe de los poemas recitados en el Tercer Festival de Poesía Las Lenguas de América en 2008, fue presentada este domingo en el marco de actividades de la Fiesta del Libro y la Rosa 2019, que se realiza en el Centro Cultural Universitario.


En coedición con la Secretaría de Cultura, ediciones La Herrata Feliz y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dicha compilación titulada Las Lenguas de América. Recital de Poesía III, incluye un poema inédito del investigador y catedrático emérito don Miguel León Portilla.

Otros poetas que forman también parte de la antología son: Irma Pineda, Gustavo Zapoteco, Gregory Orr, Alice Ruiz y Waldemar Noh Tzec, entre otros.

La presentación del libro estuvo a cargo de la poeta Natalia Toledo y Juan Mario Pérez, Secretario Técnico del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad (PUIC-UNAM) y como moderadora Vania Nuche, conductora del programa Calmecalli de Radio UNAM.

“La palabra no sólo nos da camino, sino hace algo más grande, nos vuelve personas”, destacó la poeta juchiteca. “En esa compilación que evoca la imagen de Carlos Montemayor, el amigo de las lenguas indígenas. Qué bueno que la UNAM participa no sólo en la difusión, sino en la legitimación de las lenguas indígenas de México y del mundo, que nos permite mirar una diversidad del tamaño de universo”, dijo Natalia Toledo.

“Aquí están las voces de las nubes, de los tzotziles, de los mayas, de los nahuas, voces hermanas del sur de América, voces peregrinas que recorren la noche sobre nuestros ojos para que una lluvia de chachalacas bañe nuestra eternitud y nos soprendan con el olor de sus imaginaciones”.

Gracias a esos poetas, concluyó, “abrimos los ojos para encontrarnos ante el cielo que arde, ante una tristeza y una agonía, que también son hálitos. Quiero decir que Las Lenguas de América es una clepsidra de luciérnagas que encierra 70 mil palabras y múltiples bocas. Gracias poetas, gracias Carlos Montemayor por el trabajo hecho con cada uno de nosotros, gracias UNAM. Xquixepe’ laatu saca bicaa diagatu naa. Gracias por haberme escuchado”.

El Festival de Poesía Las Lenguas de América es un proyecto bianual, coordinado por el Programa Universitario México, Nación Multicultural (PUMC-UNAM).

En su tercera edición, en 2008, fue el último festival que contó con la dirección artística del reconocido escritor y poeta Carlos Montemayor, y el primero que se llevó a cabo en la Sala Nezahualcóyotl de la UNAM.

La compilación del tercer volumen es un brillante mosaico de lenguas del continente americano que reúne 11 idiomas diferentes, como lo son: náhuatl, zapoteco, dulegaya, wayú, q´an-job´al, diidzá, maya, tsotsil, y también incluye a representantes de las lenguas portuguesa, francesa e inglesa.

La compilación cobra especial relevancia debido a que 2019 fue declarado como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas por la UNESCO.

La edición de Las Lenguas de América. Recital de Poesía III surge como una forma de reconocimiento de la riqueza lingüística del continente Americano y como una manera de destacar la importancia de abrir espacios para favorecer tanto su diversidad como su permanencia.

Presentan 'Las lenguas de América: recital de poesía III'


Por Carlos Paul/La Jornada Impresa

Participaron en la presentación del ejemplar Natalia Toledo, Vania Nuche y Juan Mario Pérez, secretario técnico del PUIC-UNAM.Foto Pablo Ramos García.




Lunes 6 de mayo de 2019. Como parte de las actividades de la Fiesta del Libro y la Rosa 2019, que se realiza en el Centro Cultural Universitario, ayer se dio a conocer Las lenguas de América: recital de poesía III, compilación multilingüe de los poemas recitados en el tercer Festival de Poesía Las Lenguas de América, en 2008, coedición a cargo de la Secretaría de Cultura, ediciones La Herrata Feliz y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La antología incluye un poema inédito del investigador y catedrático emérito don Miguel León-Portilla, así como creaciones de Irma Pineda, Gustavo Zapoteco Sideño, Gregory Orr, Alice Ruiz, Iguanaginape Kungiler, José Ángel Fernández, France Mongeau, Gaspar Pedro González, Alberto Gómez Pérez y Waldemar Noh Tzec, entre otros.

El Festival de Poesía Las Lenguas de América es un proyecto bienal, coordinado por el Programa Universitario México, Nación Multicultural (PUMC-UNAM).

La tercera edición del encuentro, en 2008, fue la última que contó con la dirección artística del reconocido escritor y poeta Carlos Montemayor y el primero que se llevó a cabo en la sala Nezahualcóyotl de la UNAM.

La compilación del tercer volumen es un brillante mosaico de lenguas del continente americano que reúne 11 idiomas diferentes, como náhuatl, zapoteco, dulegaya, wayú, q’an-job’al, diidzá, maya, tzotzil; también incluye a representantes de las lenguas portuguesa, francesa e inglesa.

La compilación cobra especial relevancia debido a que 2019 fue declarado el Año Internacional de las Lenguas Indígenas por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

La presentación del libro se realizó a manera de charla entre la poeta juchiteca Natalia Toledo, Juan Mario Pérez, secretario técnico del PUIC-UNAM, y Vania Nuche, conductora del programa Calmecalli, de Radio UNAM.

Leer poesía me provoca escribirla, expresó Natalia Toledo, quien para la ocasión elaboró un texto bilingüe en zapoteco-español.

Como un animal que se queda en una isla marítima y de repente se acerva a los labios de agua, busca un sueño que abrace. Así es la poesía, cuando se la damos de comer a nuestros ojos. Se riega una jícara de agua dulce en todo lo que abraza nuestro corazón. Entonces despierta una chispa en la cabeza de nuestro pensamiento y nos volvemos luz. Se ilumina el camino en donde estamos parados, vemos el rostro de la Luna hermosa y amamos al murciélago porque siembra semillas. Cuando uno lee y habla el papel, todo esto sucede, apuntó la poeta juchiteca.

“Colocar la palabra sobre la cabeza del tiempo. Gritar su eternidad. Nosotros somos continente: casa perecedera que la guarda en los libros. Una envoltura caprichosa que se hace palpable lo intangible. Ahora tiene una tez verdemar, un olor a papel de estraza manchada de fierro rinda’tini y una personalidad serpentina, voces que mudan de piel”, continuó la creadora.

La palabra no sólo nos da camino, sino que hace algo más grande, nos vuelve personas. En esa compilación que evoca la imagen de Carlos Montemayor, el amigo de las lenguas indígenas. Qué bueno que la UNAM participa no sólo en la difusión, sino en la legitimación de las lenguas indígenas de México y del mundo, que nos permite mirar una diversidad del tamaño de universo, expresó Natalia Toledo.

Aquí están las voces de las nubes, de los tzotziles, de los mayas, de los nahuas, voces hermanas del sur de América, voces peregrinas que recorren la noche sobre nuestros ojos para que una lluvia de chachalacas bañe nuestra eternitud y nos soprendan con el olor de sus imaginaciones.

“Gracias a esos poetas –concluyó– abrimos los ojos para encontrarnos ante el cielo que arde, ante una tristeza y una agonía, que también son hálitos. Quiero decir que Las lenguas de América es una clepsidra de luciérnagas que encierra 70 mil palabras y múltiples bocas. Gracias, poetas; gracias, Carlos Montemayor, por el trabajo hecho cn cada uno de nosotros; gracias UNAM. Xquixepe’ laatu saca bicaa diagatu naa. Gracias por haberme escuchado.”

Juan Mario Pérez explicó, entre otros temas, que la edición de Las lenguas de América: recital de poesía III surge como una forma de reconocimiento de la riqueza lingüística del continente americano y como una manera de destacar la importancia de abrir espacios para favorecer tanto su diversidad como su permanencia.

Fuente: